Los cuentos interminables de Scheherezada

Pocos tienen la capacidad de contar historias como la cuentera o narradora oral árabe Scheherezada. Es ella quien protagoniza todos los cuentos recogidos en el clásico libro Las mil y una noches. ¿Lo habéis leído? Es realmente un texto digno de ser disfrutado, ya que derrocha imaginación y simpatía. Aunque si nos ponemos a analizar, la historia es muy violenta también, pues trata de un líder (en Arabia se les llama sultanes) que estaba con el corazón roto por una traición. Como su primer amor lo traicionó y él lo supo, decidió usar su poder para vengarse, ya no de su esposa, sino de todas las mujeres que estuvieran a su alcance. Cuenta la historia popular que el obsesionado sultán cada noche se casaba con una mujer joven y virgen, tenía sexo con ella, y al día siguiente la decapitaba sin siquiera pestañar de arrepentimiento. Así estaba de triste y desolado el pobre sultán del libro Las mil y una noches.

Pero como todos tenemos derecho al amor, un buen día la suerte del protagonista masculino de la novela cambió. Sus soldados le trajeron una joven llamada Scheherezada que era virgen, así que el sultán decidido que se casaría esa noche y al día siguiente la mandaría a matar, como a las otras que habían pasado por allí. Pero la joven Scheherezada ya sabía su destino falta, y decidió tomar cartas en el asunto. Nadie se deja asesinar así como así, ¿no les parece?

Scheherezada dio muestras de su infinita inteligencia y rapidez mental al atrapar al frío sultán con sus cuentos cada noche. Básicamente el truco de la narradora oral consistía en engarzar hábilmente una histeria con otra, de manera tal que cuando llegara el día tuvieran que parar las sesiones de cuentos y Scheherezada conservara su vida por un día más. Cuenta la cultura popular que luego de mil y una noches, que fue el plazo que resistió el sultán antes de decidir no matar a Scheherezada, la pareja tuvo tres hijos. Quien antes fuera un hombre misógino y cruel fue, poco a poco, sintiendo un gran amor por su acompañante de cada noche. La hermosa Scheherezada pasó de ser una concubina más a convertirse en reina de todo el imperio.

Esta es una linda historia de amor, aderezada con aventuras de todo tipo. El mundo árabe es muy interesante, lleno de seres misteriosos, envueltos en turbantes interminables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *