El eterno encanto de Milan Kundera

Quizás Milan Kundera sea uno de esos autores más leídos por los jóvenes hoy día. Su espíritu subversivo, así como su prosa magistral, hacen que sus libros sean considerados como clásicos. El escritor checo, nacionalizado francés, amasa una bibliografía digna de admiración. Hoy en este post les comento sobre algunos de los textos del increíble Milan Kundera.

Desde hace más de treinta años Milan Kundera abandonó su Checoslovaquia natal para vivir permanentemente en París, capital de Francia. Allí ha escrito gran parte de su obra literaria. Milan Kundera domina perfectamente los idiomas checo y francés. Si bien Milan Kundera fue desde temprana edad un amante del comunismo, pronto su choque con el movimiento político estalinista lo hizo retroceder en el partido comunista. Al ser repelido por sus colegas, el jovencísimo Milan debe buscar un sustento para vivir, ya que las condiciones de la posguerra eran terribles en toda Europa. Es así como el joven Milan Kundera comienza tocar piano para sobrevivir. El anciano Kundera había sido un prestigioso pianista, y había enseñado a su hijo desde pequeño los secretos de este difícil instrumento. Sobrevivió la difícil y sofocante situación de esos años tocando jazz en tugurios de mala muerte, por cifras que solo daban para comer y buscar un techo decente. No obstante, el joven Milan Kundera no estaba demasiado interesado en la música. Su verdadera vocación era la literatura. Es así que comienza a estudiar en la Universidad Carolina de Praga. No obstante, el inquieto intelecto de Milan Kundera lo llevan a cambiar el rumbo de sus estudios y culmina su carrera en el cine, pero en la misma universidad de su ciudad natal. Estos estudios le sirvieron para vivir, ya que años más tarde se dedicó a enseñar a sus alumnos el devenir histórico del séptimo arte mundial. Su paso por la Academia de Música y Arte dramatizado y el Instituto de Estudios Cinematográficos de Praga aún se recuerdan. Milan Kundera siempre ha llamado la atención por su intelecto irreverente y su verbo afilado.
Luego de ser desempleado en su país por sus ideas y sus libros polémicos, emigra a Francia junto a Vera Hrabankova, su esposa desde 1967 hasta la actualidad. Allí también se dedicó a la enseñanza.
Entre sus obras más destacadas se encuentran: La broma (1967), El libro de la risa y el olvido (1979), La insoportable levedad del ser (1984), El libro de los amores ridículos (1968)…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *