Cuando una aplicación sabe más que tú

Cuando una aplicación sabe más que tú, y te recomienda encarecidamente que acabes de Comprar generador eléctrico para tu negocio o vivienda, hazle caso. Pues la aplicación es un tipo de programa informático pensado como herramienta que permita al usuario realizar uno o más tipos de trabajos, diferenciándose de otros tipos de programas como los mismos sistemas operativos, las utilidades, y las herramientas de desarrollo de software.

La aplicación es una solución informática para automatizar ciertas y determinadas tareas harto complicadas, como la contabilidad, la redacción de textos y documentos en general, o la gestión en almacenes (por ejemplo: los procesadores de textos, las hojas de cálculo, las bases de datos).

Cuando las aplicaciones se desarrollan “a la medida”, garantizan gran potencia, seguridad y confiabilidad pues tributan a la resolución de un problema específico. Los paquetes integrados de software cuentan con menos potencia pero incluyen varias aplicaciones. Se les conoce fundamentalmente cono suites o suites ofimáticas, listas para satisfacer las más importante y urgentes necesidades de los usuarios.

En la inmediata contemporaneidad, se ha acuñado y popularizado el término “app” para denominar a la aplicación informática pensada y diseñada para dispositivos móviles como tablets y teléfonos móviles, pletóricas de funciones.