Crea un alma de negociante

Dicen que ser negociante es como ser artista, que se nace con ese don. Pero como mismo muchas personas aprenden técnicas de canto o métodos de actuación, también se aprende a ser negociante. Las EAE opiniones hacen mucho énfasis en que esto es posible. Y yo estoy de acuerdo con este criterio. Porque incluso aquellas personas que tienen ese don natural para los negocios deben pulir sus habilidades y adquirir otras herramientas.

Para todo esto están las escuelas de negocios como EAE. En ellas se puede aprender de los negocios tanto desde la teoría como de desde la práctica. Además, el programa de estudios de EAE tiene fuertes componentes de psicología. Una de los objetivos de este programa es la formación de líderes. Las habilidades de liderazgo son muy útiles dentro de una empresa, ya que facilitan muchos procesos de forma natural y no con imposición.

Si uno no nace en negociante, en EAE llega a serlo. Y eso es lo que cuenta. Por eso esta escuela de negocios es tan prestigiosa, porque convierte en oro todo lo que toca. Y por eso quienes se gradúan de ella encuentran enseguida muy buenas posiciones de trabajo.