Consigue canalizar las emociones empresariales

Emociones y negocios no son una pareja usualmente relacionada en el mundo empresarial, pero tampoco se puede evitar que se relacionen, ya que los negocios son un acto humano y las emociones son inherentes al ser humano, lo definen. Por eso, el éxito en los negocios puede depender de si se Consigue canalizar las emociones empresariales, con el apoyo especializado de expertos como la consultoria de negocio en FCA consulting.

El acto de negociar, de concertar tratos comerciales, de pugnar en el ámbito empresarial, requiere de un preciso control de las emociones, no de su supresión, pues no somos robots insensibles y el trato afable, la empatía, la comunicación, también son factores importantes para establecer relaciones mercantiles.

Hay que saber regular el flujo emotivo en proporciones adecuadas, exactas, para demostrar ante el interlocutor afabilidad y seguridad, amabilidad y severidad. Esto redunda en una suerte de respeto camaraderil, de identificación restringida, de suspicacia amistosa. Demuestra que estás listo para cualquier cosa, sea buena o mala.

No es malo manifestar emociones pues eso nos muestra como personas sensibles, accesibles, abordables, comunicativas. Pero sin que esto implique vulnerabilidades ni debilidades que nos perjudiquen. Es ser como el diamante, de primorosas formas pero sólida estructura.